¿A quién no le gusta estrenar? !A mí me encanta estrenar!

Un traje, un vestido, unos zapatos, a niveles más elevados, un coche, una casa. Cada vez que estreno algo, me emocionó, me brillan los ojos y mi sonrisa luce como una niña con juguete nuevo.

Siempre que he estrenado algo, me he preguntado porque me invade esa sensación tan gratificante y tan llena de entusiasmo.

!Ahora lo se!

Por todas las emociones que se desatan en mi a modo de estallido, por la textura del vestido, la suela nueva y a veces resbaladiza del zapato, pero sobre todo por el aroma a “nuevo” ¿No te ha pasado cuando subes a un coche nuevo?

Y dices…!Huele a nuevo!

¡Huele a nuevo!

Escribiendo este post, me sucede lo mismo que cuando estreno; la emoción, la sensación de esta nueva experiencia, el aroma a nuevo que desprende AVACIP.

Un nuevo recorrido que comienza y que está de estreno, uniéndolo a lo que más me apasiona, el trabajo con la Imagen. Desarrollar la “Imagen Pública” de una persona, de una empresa, de una institución, todo ello conlleva un conocimiento, un estudio previo, un saber que es y hasta donde se está dispuesto a llegar, y todo para mostrar siempre lo mejor, en coherencia, en armonía, y con infinito entusiasmo.

Ahora viene la pregunta del millón, la que estoy segura que te estás haciendo en esa cabecita, ¿y qué tiene que ver estrenar con imagen? ¿y pública? Muy fácil.

Cuando estrenas, te emocionas, saboreas, disfrutas, sientes, te apasionas. Pues bien, para tener tu imagen y mantenerla, sucede lo mismo, has de llegar a conocer tu identidad. Un viaje dedicado a conocerte, a saber quién eres, qué sientes, a entusiasmarte, emocionarte, plantearte hasta donde quieres llegar y para qué.

Experimentar las mismas emociones y sensaciones que cuando estrenas algo.

A valorar, a definir, a crear, a potenciar tu identidad, tu imagen, todo el conjunto de quien eres.

Tu poder personal

Si todo ello lo unes y lo conjugas con tu esencia, con tu carácter, tu personalidad, te lleva a un estadio superior, al que solo tú puedes llegar, que es tuyo, individual y único para ti, TU PODER PERSONAL.

Una vez llegado a este escalón, ya no hay retroceso. Puedes seguir subiendo peldaños, conociendo más tu identidad, trabajando más en tu imagen y en tu poder personal, parte esencial de lo que te define y caracteriza.

¿Quieres saber cuál es el siguiente escalón a estrenar?

Carmina Abad, Consultora de Imagen Persona

Facebook Carmina Abad Imagen Personal

 Instagram y Twitter

Pin It on Pinterest

Share This