Si algo he aprendido estos años es que NADIE tiene la respuesta a esa pregunta. O mejor dicho, no existe una sola respuesta (¿no podría ser algo facilito en la vida, para variar?). Se trata de conseguir el equilibrio entre múltiples factores.

Hola amigos, mi nombre es María Bahe, soy consultora de imagen y comunicación pública. Especialista en percepción, comunicación no verbal e imagen política. En realidad me puedo definir con tres palabras: “cazadora de incoherencias“, que es más cool, mas gráfico y más corto.

Qué hago para que me voten

votaLo primero que tienes que saber es que para que te voten tienen que elegirte. Parece una obviedad pero a muchos candidatos se les olvida este punto esencial.

Para que te elijan y te voten, tienen que confiar en ti.

Para hacer que alguien confíe en ti tiene que conocerte o tienes que transmitir los estímulos necesarios para que te perciba como alguien en quien confiar.

 

#Regla1 Fiel a tu esencia

¿Quién eres? ¿Dónde estás? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Cuáles son tus debilidades y tus fortalezas? ¿Cuál es tu público objetivo y cuáles son sus necesidades?

Las respuesta a estas preguntas son la base sobre la que trabajamos los consultores de Imagen y comunicación Pública.

Con ellas determinamos la ESENCIA de una persona.

Sobre esa esencia crearemos, corregiremos y puliremos todos los elementos que conforman tu imagen pública hasta obtener el mejor resultado. Nuestro objetivo es que una persona transmita todos sus mensajes de manera coherente.

Si sólo pareces, pero no haces…tu Imagen Pública se vendrá abajo.
Si sólo haces, pero no pareces….tu Imagen Pública se debilitará.
Si sólo pareces, pero no eres…..tu Imagen Pública será efímera.

 

#Regla2 La coherencia como base de tu imagen

¿Quieres transmitir confianza? Tienes que ser una persona coherente a todos los niveles. La coherencia es el pegamento que debe unir todos los estímulos que lances.

Todos tus mensajes, tus acciones, tus intervenciones, tus palabras e incluso tus silencios deben ser coherentes con tu esencia, con aquello que quieres transmitir. No lo hagas y perderás la credibilidad.

Este es uno de los grandes errores que comenten los políticos y demás personajes públicos: decir A y hacer B puede funcionar durante un tiempo, pero acabará pasando factura a tu credibilidad. Y como ya hemos visto, si no te creen, no te votan, darling.

 

#Regla 3 Genera confianza y respeto

Durante más de 15 años, la profesora Amy Cuddy, de la Harvard Business School, ha estado investigando y haciendo experimentos sobre el maravilloso mundo de la percepción (me encanta el maravilloso mundo de la #percepción).

En esta ocasión no lo ha hecho en solitario. Compañeros psicólogos de Harvard se han unido a sus investigaciones. En concreto Susan Friske y Peter Glick. Los “chicos de Harvard” han dado con la clave, el santo grial para entender por qué, a simple vista, una persona me resulta creíble o no.

Según la profesora, las personas responden automáticamente a DOS preguntas al conocer a alguien o ver a alguien. Dos preguntas que se responden de manera automática en la mente sin que apenas nos demos cuenta:

  • ¿Puedo confiar en esta persona?
  • ¿Puedo respetar a esta persona?

Todas sus conclusiones fueron publicadas en un excelente libro llamado Presence: Bringing Your Boldest Self to Your Biggest Challenges

 

Nuestros antepasados de las cavernas tienen la culpa

¿Y por qué hace eso nuestra mente? ¿Se aburre? ¡No, hombre! Es una medida de protección.

Los cavernícolas necesitaba evaluar a los demás de una manera rápida. Lo necesitaban para saber si alguien era amigo o un enemigo. Aliado o amenaza. Si podían relajarse al lado del fuego o debían salir pitando en dirección contraria. Si el tipo era un Homo Erectus básico o ya era Homo Sapiens más civilizado.

Desde una perspectiva evolutiva“- afirma Cuddy– “es más crucial para nuestra supervivencia saber si una persona es confiable o no“.

 

#Regla4 Empatiza con los demás

Empatizar con alguien no es caerle bien. No es ser simpático. No tiene nada que ver con el sentido del humor sino con las emociones.

Se trata de conectar con las emociones de los demás y hacer que se sientan mejor, no que se rían más.

La empatía es uno de los requisitos básicos para hacer que alguien confíe en ti. Es complicado de enseñar y de aprender y resulta catastrófico fingir un comportamiento para parecer empático. Sin embargo, si te interesa el tema, te recomiendo el post  que escribí sobre el tema: cómo generar empatía con tu comunicación no verbal“. 

Como se puede ver, no es tan sencillo hacer que te voten. No es tan simple crear una imagen pública coherente y, sobre todo, es complicado mantenerla. Pero ¡eh! #dontPanic, ¡para eso estamos en AVACIP!

Bueno amigos, podemos seguir hablando en @MariaBahe o en mi página de Facebook María Bahe & Co ¡Nos vemos!

Pin It on Pinterest

Share This